miércoles, 21 de octubre de 2015

# MONSIEUR WITNESS XIV #



Babel


Bla entró en el despacho de su jefe, ubicado en un loft de la última planta de todo el babélico edificio de oficinas opacas. Cuando llamó a la puerta, el jefe jugaba con una bolita de cristal y guillotinaba documentos inservibles, informes obsoletos, secretos inconfesables. Bla se quedó allí, de pie, con la puerta a medio cerrar, esperando que su jefe le diese la orden de sentarse frente a su impoluta y gigantesca mesa de cristal. Sin embargo, lo único que salió de la boca del jefe fue un extraño gorgoteo de palabras que vinieron a significar algo así como: Bla, está usted metido en un problema.