jueves, 15 de octubre de 2015

# MONSIEUR WITNESS X #


El compás


El silencio es macizo y es seco y es despiadado como un alacrán. El silencio tiene el compás rítmico y pesado de la espera y lo mueve un amasijo oxidado de recuerdos que parecen una de esas norias sin agua que yacen en la orilla de los caminos que nunca llevan a ninguna parte. La espera está rota y es lenta, como el mecanismo de un reloj viejo diseccionado que se esparce por una sucia mesa de madera después de un martillazo de rabia y un portazo. El compás se diluye en el aire ardiente, en la indolencia del sudor, en lo que queda atrás.