viernes, 2 de octubre de 2015

# MONSIEUR WITNESS I #


Vladivostok Gato


Vladivostok Gato escribió lo más certero y ambiguo de sí en un cartón: su nombre, su grupo sanguíneo, su último aliento. El óxido y el frío quedaron a merced del cielo amarillento que sentía pesado y macizo como una amenaza. Alzaba la cola, temblaba, limpiaba sus patas embarradas con su lengua bajo su Hogar-Gaseoducto Abandonado, junto a su vía de escape Camino-De paso. Vladivostok Gato limpiaba su revólver, su alma y sus vísceras, para que, llegado el momento, su disimulo se metamorfoseara en algo parecido a la belleza.