viernes, 2 de diciembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXXV #


Vol de Nuit


La noche y el día dependen de la cosecha, de la siembra, de los azares y de las alas de los animales en peligro de extinción que cada madrugada se consigan cazar. La noche y el día dependen de la valentía, del botín, del último bostezo que se espera como un navajazo brillante en las entrañas.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXXIV #


Cittè Jandelle


Cittè Jandelle malvendió su bastón y sus ejércitos. Puso a enfriar lo que quedaba de sus zapatos, autobiográficos y —por consiguiente— repletos de lluvia y humo.

lunes, 28 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXXIII #


Graffity


La fuerza de la grafedad se enrevesenreda en los últimos pelos de nuca previos a todos los disparos de todos los que murieron en extrañas circunstancias y pasaron por su vida y su cama, dibujados sobre una sonrisa de la que ya no quedaba más que una inquietante mueca.

viernes, 25 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXXII #


Rouge II


Rouge tenía la bocarmín repleta de historias y besaba con forma de bar. En sus besos había fantasmas de todo tipo, chatarra, y un misterio indescifrable como las intenciones secretas de los gatos callejeros, esos gatos que se escapaban como los sonidos de los viejos pianos de los teatros de provincias que pasaron por las manos Felisberto Hernández.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXXI #


Rouge I


Rouge tenía la bocarmín repleta de historias y besaba con forma de bar. En sus besos había fantasmas de todo tipo, chatarra, y un misterio indescifrable como las intenciones secretas de los gatos callejeros.

lunes, 21 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXX #


Colmena Blue


Una colmena empapada de miel y un mecánico maniquí con forma de mono se han abierto en canal con la ferocidad con que se cierran, por la noche, las plantas carnívoras. ¿Es ahí donde —quién sabe— empieza la historia?

viernes, 18 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXIX #


Monelle


La primera llamada de Monelle tuvo como todo teatro un apuntalado fracaso y una pequeña y sospechosa servidumbre con forma de herida infectada. La última señal de Monelle fue el humo que no quiso guardarse en los bolsillos después de la macabra danza.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXVIII #


Colchón Baba


Del primer desencuentro con su baba, afilada y azul como un torbellino deshojado, traspapelado, torpemente final, inanicida feroz de hambres y de pétalos, nació el abandono, el colchón donde se habían enredado, sucias, casi todas las historias.

lunes, 14 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXVII #


Maqroll


«[…] Como buena parte de mi vida se ha perdido en tratos con infelices de pelaje semejante, no es preocupación lo que siento, sino hastío al ver acercarse un episodio más de la misma, repetida y necia historia. La historia de los que tratan de ganarle el paso a la vida, de los listos, de los que creen saberlo todo y mueren con la sorpresa retratada en la cara: en el último instante les llega siempre la certeza de que lo que les sucedió es, precisamente, que nada comprendieron ni nada tuvieron jamás entre las manos. Viejo cuento; viejo y aburrido.»
Álvaro Mutis. La nieve del almirante. Alianza Editorial, 1993

viernes, 11 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXVI #




«It’s four in the morning, the end of December
I’m writing you now just to see if you’re better
New York is cold, but I like where I’m living
There’s music on Clinton Street all through the evening
I hear that you’re building your little house deep in the desert
You’re living for nothing now, I hope you’re keeping some kind of record
Yes, and Jane came by with a lock of your hair
She said that you gave it to her
That night that you planned to go clear
Did you ever go clear?
Ah, the last time we saw you you looked so much older
Your famous blue raincoat was torn at the shoulder
You’d been to the station to meet every train, and
You came home without Lili Marlene
And you treated my woman to a flake of your life
And when she came back she was nobody’s wife
Well I see you there with the rose in your teeth
One more thin gypsy thief
Well, I see Jane’s awake
She sends her regards
And what can I tell you my brother, my killer
What can I possibly say?
I guess that I miss you, I guess I forgive you
I’m glad you stood in my way
If you ever come by here, for Jane or for me
Well, your enemy is sleeping, and his woman is free
Yes, and thanks, for the trouble you took from her eyes
I thought it was there for good so I never tried
And Jane came by with a lock of your hair
She said that you gave it to her
That night that you planned to go clear
Sincerely, L Cohen»

miércoles, 9 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXV #


Once upon a time in…


«Aunque a la mañana siguiente a las elecciones predominaba la incredulidad, sobre todo entre los encuestadores, el día después todo el mundo pareció entenderlo todo»
Philip Roth. La conjura contra América, Literatura Random House, 2005

lunes, 7 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXIV #


Pestalozzi


El señor Pestalozzi olisqueó el aire de leña y desbarajó los brotes enrelados en el frío invierno y se acordó de Berlín y se olvidó de todos los abriles que todavía atesoraba en la yema de sus dedos y reconsideró todos los fuegos el fuego y se jugó la vida, como hacía ya tiempo que…

viernes, 4 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXIII #


Magritte


Llovía y Cézanne había afilado una navaja y había devorado todos los duraznos sangrando y las manzanas flotantes. La lluvia y el devoto devorotamiento cayó sobre el mundo todo. Magritte, mientras tanto, recolectaba las hojas del otoño.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXII #


Puzzle


«Au départ, l’art du puzzle semble un art bref, un art mince, tout entier contenu dans un maigre enseignement de la Gestalttheorie: l’objet visé —qu’il s’agisse d’un acte perceptif, d’un apprentissage, d’un système physiologique ou, dans le cas qui nous occupe, d’un puzzle de bois— n’est pas une summe d’éléments qu’il faudrait d’abord isoler et analyser, mais un ensemble, c’est-à-dire une forme, une structure: l’élément ne préexiste pas à l’ensemble, il n’est ni plus immédiat ni plus ancien, ce ne sont pas les éléments qui déterminent l’ensemble, mais l’ensemble qui détermine les éléments: la connaissance du tout et des ses lois, de l’ensemble et de sa structure, ne saurait être déduite de la connaissance séparée des parties qui le composent: cela veut dire qu’on peut regarder une pièce d’un puzzle pendant trois jours et croire tout savoir de sa configuration et de sa coleur san savoir les moins monde avancé: seule compte la possibilité de relier cette pièce a d’autres pièces» […]
Georges Perec, La Vie Mode d’Emploi, Hachette Littératures, París, 1978

«Al principio, el arte del puzzle parece un arte breve, un arte de poca entidad, contenido todo él en una elemental enseñanza de la Gestalttheorie: el objeto considerado —ya se trate de un acto de percepción, un aprendizaje, un sistema fisiológico o, en el caso que nos ocupa, un puzzle de madera— no es una suma de elementos que haya que aislar y analizar primero, sino un conjunto, es decir una forma, una estructura: el elemento no preexiste al conjunto, no es ni más inmediato ni más antiguo, no son los elementos los que determinan el conjunto, sino el conjunto el que determina los elementos: el conocimiento del todo y de sus leyes, del conjunto y su estructura, no se puede deducir del conocimiento separado de las partes que lo componen: esto significa que podemos estar mirando una pieza de puzle tres días seguidos y creer que lo sabemos todo sobre su configuración y su color, sin haber progresado lo más mínimo: solo cuenta la posibilidad de relacionar esta pieza con otras». […]
George Perec, La vida instrucciones de uso, Editorial Anagrama, 1998. Traducción de Josep Escué.

miércoles, 31 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXXI#


La voz


Lo único que no inmortalizaron ni las telarañas ni el pesado pedestal ni la sepultura ni el futuro antiguo y esquivo fue su voz.

lunes, 29 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXX#


Jacques


La última vez que acaricié tu voz y soñé que naufragábamos tú ya te habías evaporado del octubre frío de París. Y nunca más volvimos a vernos. Aunque eso, como sabes, no seguirá así por mucho tiempo.

viernes, 26 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXIX#


El duelo (y III)


Lo demás —aquello-que-sucedió-aquella-noche— se supo en todas partes: el cuchillo, la bicicleta, la estrella de mar desangrada. Y luego los aullidos tras los barrotes, la canción, la trama, el relato, el plan, el fin…

miércoles, 24 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXVIII#


El duelo (II)


Como si se hubiera escapado de un tango, la noche del crimen —por llamar de alguna manera a aquello-que-sucedió-aquella-noche—, brillaba la luna y tenía un cuchillo bajo su sobretodo. (Continuará)

lunes, 22 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXVII #


El duelo (I)


De entre todas las estrellas de mar que veía en el cielo estaba obsesionado solo por una. El crimen —si es que puede hablarse de crimen sin ruborizarnos— hay que situarlo en ese contexto. (Continuará)

viernes, 19 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXVI #


Cat


Cat se desmayó la última noche y se sumió en un profundo sueño durmiendo en las calles de una ciudad llamada Abandono que conocía como la zarpa de su mano. Cat solía despertar, desperezarse, lamer su leche, fingir el desaliento, sortear las caricias. Aquella mañana, sin embargo, supo que ya nada sería igual. A todo ello (a eso que ya nunca sería igual) lo llamó Barco.