lunes, 15 de septiembre de 2014

ALGÚN DÍA TE CONTARÉ LO QUE VI EN CONEY ISLAND





Para Sylvia
Algún día te contaré lo que vi en Coney Island.
Y lo que vi en aquel acuario de pirañas que con tanto mimo cuidaban
y lamían los soldados que nos custodiaban.
Algún día te contaré mi muerte todavía.
Lo haría ahora, después del insomnio y del primer café
en demasiados días, pero prefiero que
el relato y la mugre maduren, caigan y fermenten.
El día que te cuente lo de Coney Island
tendrás que empaparte de ginebra
y yo tendré que lamerte como una perra anciana y callejera
cada vez que llores: en Coney Island
ya no queda nadie.
El último superviviente hizo las maletas.
Yo vi a una chica pelirroja recitando un poema de L. Cohen
en el Bowery Poetry Club de New York City,
llevaba una camiseta gastada de Lou Reed,
se le marcaban los pezones,
estaba nerviosa,
no sabe que existo,
me acribilló con su poema,
killing me softly.
En unas horas estaré conduciendo
hacia el este, como cuando Daddy Ghost
me llevaba a Coney Island
y me parecía estar en una película
de Tod Browning, y me parecía estar
haciendo la guerra por mi cuenta
y refrescando mis labios con limón y monstruos
en un entrechocar de verbos copulativos.
La noche que te cuente lo que pasó en Coney Island
yo ya no estaré aquí porque
el mundo habrá saltado en pedazos.

Debrah Wycliffe

Poema encontrado entre los papeles y pertenencias de la mesa de Debrah Wycliffe en la editorial Farrar, Strauss & Giroux, aparecido durante las pesquisas policiales que siguieron a su asesinato, durante diciembre de 2012 y enero de 2013.

Falsa antología completa de los poetas incendiarios, Varios Autores, (próximamente)

Miguel Ángel Maya
15 de septiembre de 2014

P.D. La fotografía es de Kelly Wise 

*     *     *

viernes, 5 de septiembre de 2014

ADVERTENCIA DE CONTENIDO, GOOGLE, BLOGGER, MIGUEL ÁNGEL MAYA Y EL FABULOSO TROMPETISTA INVISIBLE


...Ayer, cuando intenté acceder a mi blog desde Google, después de haber introducido Miguel Ángel Maya en el motor, me encontré con esta advertencia...
...Hoy, por arte de magia, cuando introduzco Miguel Ángel Maya en Google no hay ni rastro de mi blog, de este blog...
...Migue y el Fabuloso Trompetista Invisible era la primera opción que aparecía en Google cuando introducía mi nombre completo en algún buscador. Está enlazado en bastantes blogs, en mi página de Facebook, en mi canal de Youtube y en mi reciente Twitter @migangmayleo. Lo llevo con mimo, regularmente, desde finales de 2008. Es decir, en diciembre de este año van a hacer seis años. Nunca, salvo alguna polémica o escaramuza sin importancia y siempre resuelta, he tenido el más mínimo problema con nadie. Nunca, desde luego, ha sido mi intencion ofender a nadie con nada...
...De todo esto, lo que me parece alucinante, es no saber qué ha pasado, qué contenido ha sido considerado ofensivo y por quién, cuál es la razón concreta (entrada, fotografía, vídeo, palabra, opinión) por la que Google ha tomado esta decisión, y por qué no se me ha notificado nada. No hay manera de contactar con Google para pedir explicaciones, ya que todo está prediseñado para quien se siente ofendido por algún contenido, sin que uno pueda ni siquiera hablar con ese ofendido, escuchar sus razones, rebatirlas o debatirlas...
...Me pregunto por qué, si en el perfil de aquí a la derecha cualquiera que acceda a este blog tiene a su disposición mi correo electrónico personal, quien o quienes le hayan notificado a Google su ofensa, se han dirigido a Google en vez de optar por escribirme un email, y decirme a mí, personalmente, autor y responsable de lo que aquí se escribe, que se considera ofendido u ofendida por tal o cual cosa, por tal o cual entrada o por tal o cual imagen, concretando qué es lo ofensivo, y no predisponiendo a cualquiera que acceda a este blog que está entrando a un blog potencialmente ofensivo...
...Llevo seis años con este blog, y aunque yo sea Don Nadie Maya, Migue y el Fabuloso Trompetista Invisible es, por ahora, la referencia pública más nítida, el lugar que contiene mi información personal, el enlace a mis libros, a mi cuenta de Youtube y a las redes sociales en las que me muevo. Blogger lo pone muy fácil a cualquiera. Yo mismo podría denunciar el blog de cualquiera que me cayera mal y alegar como motivo que me he sentido ofendido. A pesar de que las fotografías de desnudos que pongo aquí son elegantes y artísticas, y que mis entradas se cuidan mucho de ser respetuosas y jamás han sido ofensivas (tal y como está estipulado en las normas de usos de Blogger que yo acepté cuando creé este blog), este blog ha sido denunciado y Google ha actuado en consecuencia. Estamos en la era del click. Es fácil sentirse ofendido u ofendida por cualquier cosa, y la política de lo políticamente correcto lo ampara. Google pone los medios necesarios para que uno, con un click, muestre su indignación legítima y tire por la borda un trabajo de seis años... 
...Yo lo que quisiera saber, repito, es por qué Google no me explica a mí, concretamente, cuál o cuáles contenidos concretos se han notificado como ofensivos y por qué es más legítima la posición del o la ofendida que la de mi propia defensa; por qué Migue y el Fabuloso Trompetista Invisible está catalogado por Google como un blog ofensivo solo porque a juicio de alguien su contenido lo es, y por qué el juicio de ese alguien prevalece sobre mi propio juicio, ya que, repito, este es un blog de bien que intenta mantener una coherencia y un discurso literario y personal, sin más pretensión que esa y con todo el respeto del mundo; quisiera saber (pero no he conseguido contactar con Google) si Google considera que este blog es ofensivo como algún lector o lectora lo ha hecho...
...Y sobre todo, quisiera saber por qué quien o quienes han notificado a Blogger su ofensa en un click no se han molestado en escribirme un email a mangelmaya@gmail.com, que ahí lo tenían, en mi perfil, contándomelo a mí, explicándome el contenido que les ofendía, (Repito, en el pasado ya es algo que me pidieron dos personas respecto a dos entradas: por motivos personales me pidieron que las retirara y es algo que hice al instante, sin entrar ni siquiera en discusión) en vez de hacerme esta putada...
...Mientras tanto, si alguien sabe cómo puedo contactar con Google para tratar de resolver este tema le ruego, por favor, que me lo haga saber...

Miguel Ángel Maya
5 de septiembre de 2014
*     *     *

jueves, 4 de septiembre de 2014

CERATI




«Ya no hay fábulas
en la ciudad de la furia»

 

Miguel Ángel Maya
4 de septiembre de 2014
*     *     *