jueves, 8 de octubre de 2015

# MONSIEUR WITNESS V #


Paraíso


«Wang cerró el negocio. Yo creo que él inventó la penicilina e inventó la dinamita e inventó el dolor e inventó el aullido de los perros y el hambre». «La última vez que vi a Li tenía unas ojeras azuladas y estaba extremadamente delgada. No me sonrió pero intuí que le faltaban dientes. Tenía el pelo blanco y débil y los ojos difusos y turbios, de un negro aguaestancada, y le temblaban las manos». «Wang también inventó las peleas de gallos y el miedo a las calles oscuras y la suavidad de los susurros». «Wang cerró el negocio y se marchó en dirección al paraíso». «Sí, eso parece, ¿qué hacemos ahora?». «Nada. Esperar órdenes. No creo que tarden en llamarnos».