miércoles, 2 de diciembre de 2015

# MONSIEUR WITNESS XLIV #


El Café de la Hormiga


En el sur el mundo giraba del revés, lento, silencioso, como una catedral sumergiéndose en un mar denso y azul. En el hormiguero el mundo daba vueltas como un café eléctrico, como una batidora sonora, como un poema roto en pedacitos y soltado en mitad de un tornado violento e inesperado. En los labios de la Hormiga se concentraba una equidistancia de sur, de arena, de futuro. Miraba el mundo. Removía el café.