lunes, 21 de diciembre de 2015

# MONSIEUR WITNESS LII #



Playa Náufrago


Serenament quan ve l’onada, acaba,
i potser, en el deixar-se vèncer, comença.
La platja enamorada
no sap l’espera llarga
i obre els braços no fos cas, l’onada avui volgués queda’s.
Lluis Llach
Tiempo atrás escribía historias sobre la arena de la playa. Eran historias que duraban apenas lo que tardaba en llegar la siguiente ola y apenas se sostenían en un par de frasespuñalada por las que, durante un instante, temblaba el mundo hasta que la ola lo cubría todo de olvido.