miércoles, 23 de diciembre de 2015

# MONSIEUR WITNESS LIII #


Ahab


Mi Moby Dick se había llevado parte de mí cuando se llevó aquella pierna. En su momento me negué a hablar de ello y de mi boca no volvió a salir nada que tuviera la forma y el rencor de una ballena blanca. Hasta que una noche, en un apacible lago, se desató una tempestad que terminó con las pocas palabras que todavía tenía guardadas.