domingo, 3 de octubre de 2010

¿QUIÉN? (2)



...No pensé que en medio de este caos encontrara tiempo o fuerza para escribir una segunda parte de aquello que se pierde, o de aquello que se abandona, o simplemente de esos testigos que cambian unas palmas de las manos por otras...

...Es curioso: me he pasado la última semana entre Sevilla y Madrid, haciendo viajes en coche, cargándolo y descargándolo, olvidándome de la casa que ya habita otra persona a pesar de que hasta ayer había todavía objetos que me pertenecían...

...Si la semana pasada dejé una maleta, esta semana dejé en medio de la calle, entre Amor de Dios y Santa María, una bolsa llena de cds. Quité una impresora del asiento del copiloto, y como no podía con una mano, puse la bolsa con cds en el suelo: era mi música, la música de mis últimos tiempos, los mp3 que me han acompañado en los últimos años...
...La música es mi sabia, mi alimento, desde por la mañana hasta que me acuesto, suena música en las cuatro paredes donde yo esté, necesito música como necesito respirar...

...Y bueno, he decidido escribirlo, porque pienso en quién tendrá ahora mi colección de cds...
...Quienquiera que seas: cuídalos bien, aunque te los encontraras por azar...
;-)



...Raquel no sabe que haciendo esto consigue básicamente dos reacciones viscerales y raras: ilusionarme y ruborizarme...
...Es curioso que haya elegido este párrafo:

"(...) Una noche conoció a una francesa casual y rubita en el Naima y estuvo toda la noche haciendo el amor contra ella. Fue un exorcismo triste, de azar de sábanas, de punzada en el deseo, pero eso le bastó por el momento para ir apuntalando una honrosa retirada, una doma de caballos salvajes. Después sólo le quedó ir aprendiendo a anestesiarse, a olvidar, a apagar la luz con la soledad de lo imposible tatuada en la piel, con la sed de lo que pudo haber sido en el fondo de sus ojos. Y poco más."

...Sobre la música elegida, no comment, que estoy muy sensible con mis músicas perdidas...

Miguel Ángel Maya
Sevilla, 3 octubre, 2010

6 comentarios:

R. dijo...

Qué fragmento tan bonito...
hacer el amor "contra" ella.
Precioso.

Ra dijo...

Y qué músicas tan bonitas escoge usted.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, R., preciosa, precioso, pero un poco triste, ¿no?...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Gracias, mi querida Ra: de modo que fue usted quien se quedó con mi música, ¿no?...
;-)

Roberto dijo...

Alguien llegó a esa calle en el momento preciso, quizás se retrasó un poco porque un amigo le llamó por teléfono contándole una ruptura sentimental, quizás perdió el autobús porque se le rompió el cordón del zapato, quizás cambió el turno en su trabajo... Y ahora ese alguien tiene tu música, que así llegará a otros oídos y hará sentir y tomar otras decisiones (buenas o equivocadas) que se entrelazarán con otros pasos, con otra gente,con otras citas, con otras palabras. Enhorabuena por el blog.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Gracias, Roberto, y bienvenido: me gusta pensar que es tal y como tú lo dices. De hecho me reconforta...
...A partir de ahora me negaré a cualquier otra versión de los hechos...
...Un abrazo...