miércoles, 27 de octubre de 2010

MADEMOISELLE AMSTERDAM




...Yo también conocí a Mademoiselle Amsterdam en francés, en la voz de Brel, no recuerdo si en si bemol o en qué lugar más allá de las estrellas...
...Transcurre el paisaje por la ventana: campo, olivos, Mancha quijotesca, casas blancas. El movimiento me parece mentira, como me parecían mentira tus labios rojos marcados en los restos de un amsterdamer durmiendo en el fondo de un cenicero, después de haber sido humo azul entrando y saliendo de tus pulmones, y jazz, y páginas de Cortázar, perdidas, como uno pierde los papeles en un ascensor cuando estás a menos de veinte centímetros...



...Amsterdam era Brel. Brel ha tenido que ver con casi todos los sueños que he tenido, que he avivado con un mínimo de fuego, porque en realidad me doy cuenta de que no he hecho otra cosa que buscar fuego: latidos acordes, lenguas rítmicas, todos esos "no me dejes" no eran más que fuego, o restos de fuego, o todos los fuegos el fuego, cuatro veces fuego, setenta veces siete fuegos...
...Amsterdam era todas las ciudades lejanas: los desiertos que nunca conquisté capitaneando un ejército de elefantes monstruosos, los cuentos olvidados en desvanes, los papeles donde escribí algo crucial hace años y ahora son palabras irrisorias...



...De madrugada me dejarás dormir entre tus piernas, como si yo fuera un angel caído, y tú la más feroz y tierna de las topografías incógnitas...

...De madrugada un avión me llevará a Mademoiselle Amsterdam. Un avión de los muchos que rasgan estruendos en los cielos de la vieja Europa me llevará a Jacques Brel, me llevará a tus labios rojos fumando un amsterdamer hace más de una década, un avión me llevará a un dónde estarás ahora, mientras mis botas gastadas caminarán unas calles que nunca habían pisado antes...



...Te diré todos los ne me qutte pas del mundo, nos besaremos en los tranvías, beberemos vino, nos subiremos a todas las camas y celebraremos cómo se las gasta los mares del norte de Europa con las ausencias y el frío y las manos en los bolsillos...
...Bailaremos todos los valses del mundo...
...Eso sí, prometo no buscarte nunca más...

Miguel Ángel Maya
A-4 (Sevilla-Madrid), 27 octubre, 2010

P.D. Las fotos están tomadas del blog Are you feeling sinister?

7 comentarios:

evamarín dijo...

Quema, tu post quema.
Me queman los ojos al leer "todos esos "no me dejes" no eran más que fuego, o restos de fuego..."
Queman los labios con el atraco de besos.
Quema Cortázar-" no me des tregua/no me perdones nunca/ hostígame en la sangre/que cada cosa cruel sea tú que vuelves"- Brel- el chico con el que cantaba en el coche "ne me quitte pas" mientras me acariciaba la nuca-y Amsterdam, en cualquier recuerdo impregnado ahora por el filtro de tu blog.
¿Cómo agradecerte lo q escribes?
Con besos
y con aplausos de pestañas.
if

tOrMeNtA dijo...

Increíble. Me dejas sin palabras.

Arruillo dijo...

Especial romanticismo el que rezuman tus palabras, se ve que la carretera es buena fuente de inspiración.
Un saludo

kika... dijo...

"como uno pierde los papeles en un ascensor cuando estás a menos de veinte centímetros"

bang.

que alguien venga a decirme esto también (junto con todo lo del post anterior)...

besos
K

Miguel Ángel Maya dijo...

...Thanks...

...(rubor)...

Simón Lazarte Gisbert dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Ángel Maya dijo...

...Muchas gracias a ti, Simón, un abrazo...
;-)