lunes, 18 de octubre de 2010

EFECTOS MARIPOSA Y OTRAS HISTORIAS



...Probablemente nada de lo que me pasó hace dos noches habría pasado si hubiera perdido el autobús que con tanto esfuerzo me gané: desde mi bajada de brazos inicial y un "ya no me da tiempo" cuando al muñequito verde del semáforo le quedaban cinco, cuatro, tres, dos, un segundo pasé a una carrera de doscientos metros y a un conductor amable que mantuvo la puerta abierta hasta que me subí jadeando...

...Por la tarde, en la oficina, había leído esta entrada en el blog de Pola Oloixarac, y le había estado dando vueltas a la "carta a la escritora" donde el autor le reprochaba a Pola que lo hubieran echado del trabajo por su culpa, por culpa de Pola...

...Y volví pensando si alguien, no sé quién ni por qué razón, podría reprocharme algo así o incluso algo peor sin que yo lo supiera...




...Una tarde, muchos años después, volví a encontrarme con L. en el Naima. L. había sido mi compañera en la clase de estética, cuando estudiaba en el conservatorio. A veces nos encontrábamos en el Naima, antes de clase. A decir verdad, yo iba al Naima esperando encontrármela, y a veces ella estaba allí. A mí L. me gustaba, pero L. estaba con G., y yo me contentaba con encontrármela en el Naima sin esperar mucho más, con compartir cafés, la clase de estética y el autobús de vuelta, cosa que sucedía cuando G. no venía a buscarla y se perdían por las calles del centro...

...Pasó el tiempo y me enteré, por terceras o cuartas bocas, que L. había dejado a G. Recuerdo que me dio un vuelco en el estómago. No sé si era alegría o algo parecido, pero me puse muy nervioso, y sentí cosas contradictorias, y pensé "qué pena que no hubiera pasado esto antes", porque yo, por aquel entonces, estaba con M...
...Me encontré con L., digo, muchos años después, en el Naima, y estuvimos hablando mucho rato. En un momento de la conversación, salió el tema de G., y yo me reí, como si nunca hubiera sufrido por el hecho de que ella y G. estuvieran juntos, como si nunca me hubiera quedando mirándolos abrazarse y besarse cuando se perdían por las calles, tragando saliva y con las manos en los bolsillos. Me reí...
...L. se puso seria y dulcemente me disparó esto: "Yo dejé a G. porque estaba enamorada de ti"...




...Pues bien, el autobús estaba lleno de gente, y yo avancé hacia la parte de atrás, abriéndome paso como buenamente podía y preguntándome para qué me he sacado la tarjetita del Sevici si por la noche cojo el autobús...
...Cuando me posicioné en la parte trasera vi a una chica rubia, preciosa, ensimismada en un libro. No sé por qué, me gustan las chicas que leen en los transportes públicos, y no puedo evitar tratar de ver lo que están leyendo, de modo que disimuladamente empecé a girar la cabeza para ver si lograba leer el título, que ella tapaba entre las manos y el bolso: era un libro de tapa dura del que, después de muchos intentos, sólo pude rescatar una palabra en inglés, ni el autor, ni el título completo, ni la editorial...
...El caso es que, tratando de leer el título del libro que leía la chica, me pasé de parada. Lo supe porque ella metió el libro en el bolso, se levantó de su asiento y le dio al botón para solicitar la parada: que ya no era la mía sino la siguiente...




...Bajamos juntos. Ella cruzó la calle sin saber que yo existía, y yo comencé a desandar el camino hacia mi casa. Antes me volví para ver de nuevo a la chica rubia, que ya había desaparecido. De refilón me fijé entonces en la parada de enfrente, donde paraban los autobuses que venían en sentido contrario al del que había venido yo. En la parada se detuvo un autobús y se subió sólo una persona...

...En la parada distinguí a G., que saludaba sonriendo, y lanzaba besos a la chica que avanzaba hacia atrás y miraba a G. desde dentro, sonriéndole con ternura. La chica era L., y hacía diez años que no la veía..
...Sé que es inverosímil, pero sucedió...

Miguel Ángel Maya
Sevilla, 18 octubre, 2010

13 comentarios:

evamarín dijo...

No, no puede ser así. Me he quedado sin respiración otra vez. He pensado al llegar al final en "Carta de una desconocida" y en todas las cosas que no vivimos, pero nos pasan tan cerca, casi rozándonos, como si fueran un beso en la nuca, dejándonos un escalofrío.
Es delicioso leerte.
Exquisito.
beso,
if

Anónimo dijo...

Preciosa historia.
Manuel

kika... dijo...

a mayor inverosimilitud, mayor posibilidad de que haya pasado...

(cuando vaya en transporte público iré leyendo a ver si vienes a ver qué libro es)

besos
K

Anónimo dijo...

yo ahora estoy enamorada de P. que está enamorándose de V. Algún día se lo confesaré, tal vez pronto, aunque no me atrevo...

He vuelto writer!!! o al menos lo intento...

ayyy, estoy feliz, y volveré a escribir...y a escribirte...

beso enorme!!

Anónimo dijo...

se me olvidó una cosa, que bonita tu historia...

nos vemos writer!!

Anónimo dijo...

y...?
Me ha encantado tu historia entrelazada!!!,
slds
Paloma

julieta dijo...

No hay nada más hermoso cuando la vida se alimenta de sueño y es vida.
Hace poco soñé con jean paul belmondo, me mpintaba las uñas de los pies. Una hermosa escena de primavera y nunca soltó su habano. Al rato desperté y fui en búsqueda del mismísimo color de esmalte. Y que a mí nadie me diga que esto no sucedió.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Carta de una desconocida es una maravilla...
...Gracias, Eva, por las cosas tan bonitas que dices...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Manu: ;-)...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Si alguna vez te veo en un transporte público, Kika, me acercaré vayas o no vayas leyendo. Eso sí, si no llevas un libro entre las manos, buscaré en tu bolso, por si acaso hubiera uno...
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, Farera: acabas de confesármelo a mí, ahora sólo falta que se lo confieses a P. que está enamorándose de V.: siempre es bonito saberlo, creo, y siempre queda la tercera vía "a lo Aute", ya sabes: "o entre los tres nos organizamos, si puede ser..."
...Besos, y a ver cuándo me cuentas tu habana y los avatares del "G"...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Gracias, Paloma (por cierto, ¿qué es slds?, cuántas iniciales jajaja)...
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, Julieta, lo que me cuentas es uno de esos sueños que yo llamo "sueños poderosos" que te parecen haber vivido...
...La verdad es que la imagen es también muy poderosa: Belmondo, ese caballero, pintándote las uñas de los pies sin quitarse el puro de la comisura de los labios, en plena primavera conosureña...
...Lo que daría por ver esos pies pintados "a lo belmondo" jajaja...
...Besos...