martes, 28 de mayo de 2013

LA CORTESANA LASCANO TEGUI


Confieso que continúo escribiendo por pura voluptuosidad. Escribo para mí y para mis amigos. No tengo público grueso, ni fama, ni premio nacional. Conozco a fondo la estrategia literaria y la desprecio. Me lastima la inocencia de mis contemporáneos y la respeto. Además, tengo la pretensión de no repetirme nunca, ni pedir prestado glorias ajenas, de ser siempre virgen y este narcisismo se paga muy caro. Con la indiferencia de los demás. Pero yo he dicho que escribo por pura voluptuosidad. y como una cortesana, en este sentido, he tirado la zapatilla.

Vizconde de Lascano Tegui, De la elegancia mientras se duerme

Miguel Ángel Maya
28 de mayo de 2013

P.D. La foto está tomada de aquí
*