miércoles, 8 de mayo de 2013


...O bien desdibujarte como un pintor borracho, arrepentido y energúmeno...
...O la vieja historia de pasarnos la mano por el lomo, o la vieja fantasía de secuestrarte en una vieja casa perdida en un lugar fronterizo e inhóspito sepultado por la nieve...
...Detenerte, desternillarnos, como animales recién destetados, como cantos rodados...
...Y regresar con la voz de Goyeneche y tu última bala en mis sienes, o una foto de Kelly Wise donde resumo mi próxima novela negra, mi próxima noche roja...
...Llegar a este punto y escribir poesía, desabrocharte el vestido, soñar borracho, tocar el piano, celebrar la muerte de Andreotti, no desearle mal a nadie...
...Y volver a desearte enfermizo, poeta, loco, gato, feroz, aprendiendo tu lengua, rompiendo la baraja, armando verbos, armado, almado...
...Ya sabes...

Miguel Ángel Maya
del 7 al 8 de mayo de 2013

*