jueves, 6 de diciembre de 2012

TOXIC




...A menudo los manuscritos son una topografía: los papeles y los tachones en rojo se convierten en un sedimento tóxico cuyo hábitat natural termina siendo la convivencia con los indeseables, con las tazas de café, con los juguetes, con los bares y libros, con el tabaco, con las partituras, con el erotismo, con las yemas de los dedos y las puntas de las lenguas...
...A menudo imagino que los personajes se terminarán escapando dejando los manuscritos huérfanos, dejando irreparables huecos en blanco donde antes hubo palabras. A menudo imagino a los personajes vagando por el desierto como Travis en Paris. Texas...
...Te imagino fumando en la cama, con ropa interior de encaje, mirando al techo, tóxica, mirándome, jadeando, en un jazzístico compás de espera...




...Después hablaremos de la bahía de Humboldt y de las últimas palabras de un cuento de Raymond Carver que me lleva directamente a tu teléfono, a necesitarte, a despiadarte, mientras le hago cosquillas a todas las palabras que tienes en la punta de la lengua. A veces las metáforas forman una algarabía de jugadores de póker en medio de una juerga...
...Digámonos lo más tóxico que se nos ocurra, ahora que hemos perdido los papeles por una pobre trapecista... 

Miguel Ángel Maya
6 de diciembre de 2012

*