lunes, 1 de julio de 2013

35


...Termino con todos los epílogos como anestesiados...
...El último día de mis últimos 34 años recuerdo dónde me perdí; en cuál de mis mejores células me hice el harakiri; en cuál de los papeles que interpreté de kamikaze naufragué, en qué remake de mi vida me espera lo que no elegí, las cosas por las que lloro, por las que habría llorado; cuál de las elegancias o de las miserias terminará por matarme de frío; en cuál de las mentiras que elegí narrarme estará mi casa; cuál de entre todas mis palabras fue la que más se infectó, la que más derrotado me dejó, la que más inhóspita quedó a la intemperie; en qué océano perdido fui feliz como un perro; en cuál de mis vidas podré por fin encontrar ese acorde por el que, aun desafinado, daría la vida... 

Miguel Ángel Maya
1 de julio de 2013

*