jueves, 15 de noviembre de 2012

AMICO FRAGILE



...Gateas y engulles el alma que lleva el diablo...
...Jugueteo con tus pies desnudos, y muerdo tu dedo pulgar, y mascullo pornografía...
...Por una de esas raras casualidades queremos el mismo revólver o a la misma mujer, como el bueno y el malo de una película de serie b, o como Rick y Victor en aquel despacho de Rick's Cafe Americain...
...Corrijo un manuscrito que pronto irá a imprenta. Me siento al piano para desconvocar lo que quede de día y de alcohol y preparar el concierto de dentro de dos semanas. Mi mano derecha sostiene los palillos que aprendí a sostener cuando aprendí a tocar el vibráfono, y mojo el sushi maki de anguila en la soja, y bebo vino y me siento terriblemente frágil, amigo, y el cielo de la boca se llena de palabras y de cientos de pájaros volando y de esa fragilidad que es la madre del frío y es la madre del completo extravío y es el espantapájaros de las buenas nuevas...





...Es extraño estar en construcción después de haber sufrido una demolición en toda regla, ¿verdad?...
...Miro a la rubia del otro lado de la barra, amico fragile, y pienso cuántas cosas tendría para decirte si no te hubieras ido quemando Siberia entera, si hubieras dejado abierto un resquicio. Todo un mundo te hubiera dado como un señor, no ahora, que me siento mutilado y hecho unos zorros por tu culpa...
...Jamás imaginé la pesadilla con esta trama: podía haber perdido un brazo, haber perdido un hemisferio cerebral, haber perdido el habla, la pierna, un órgano vital, y todo sería más llevadero que este desierto oxidado que dice THE END y que yo miro boquiabierto sin conseguir enhebrar todavía esta punzada coronaria que...

Miguel Ángel Maya
Sevilla, 15 de noviembre de 2012
*