sábado, 29 de septiembre de 2012



...Todavía no nos conocíamos bien, aunque ya ,me habías hablado de Brooklyn, el libro que te llevaba tanto tiempo rondando en la cabeza. No recuerdo a santo de qué me hablaste de un aristócrata inglés que escribía poemas en papel de fumar, después liaba un cigarrillo y antes de encenderlo decía: Lo interesante es crearlos.

Eduardo Lago, "Llámame Brooklyn"



Miguel Ángel Maya
29 de septiembre de 2012