sábado, 2 de febrero de 2013

CARVER


...Nos hemos secado. Ya nada parece lo que es. El pájaro con la puerta de la jaula entreabierta inspecciona los pros y los contras de la libertad. Pía, como quien no está convencido del desierto todavía. Sientes hambre, pero mi nuca no te basta. Tampoco el desierto, dices con la boca llena de palabras, que te resbalan por la comisura de los labios. Tampoco las azoteas, las fuentes. ¿Qué quieres entonces?, te pregunto con una molestia que baja hacia mi garganta cada vez más gastada y harta de aliteraciones y humedades...
...Nos hemos vaciado. Ya nada parece lo que es. El pájaro se acomoda ahora en la calidez de los pros y los contras de la prisión. Le cierro la puerta. Le pongo agua. Ven, dices, léeme otra de esas historias de Carver que tanto me gustan...

Miguel Ángel Maya
2 de febrero de 2013

P.D. La foto es de Daniil Kontorovic

*