sábado, 23 de julio de 2011

AMY




...César Vallejo ya tenía en el recuerdo el día de su muerte...
...A menudo pienso en cómo será la mía (sólo tendré una, supongo), y la muerte de gente a la que quiero...
...Nunca pensé en cómo sería la muerte a balazos de Facundo Cabral, pero sí la de Fidel Castro o la de Serrat, no sé por qué...
...Sabía que la muerte de Amy Winehouse la viviría de esta manera: una tarde cualquiera y un día de estos aparecería muerta en su piso de Londres y a mí me pillaría escribiendo o leyendo o tocando el piano o escuchando música...



...Lo he sabido por el Facebook de Luna Miguel: Facebook es como una corrala que se ha alborotado de cacareos, bromas, lamentos y enlaces a periódicos donde se daba la noticia de su muerte. Siempre pienso que cuando muere alguien los humanos nos comportamos como esas hormigas que desordenan la fila después de un pisotón...
...Siempre pienso lo mismo de estas cosas: parece mentira que alguien esté vivo y esté en el mundo y un segundo después esté muerto y sea un objeto inerte...
...Buen viaje a la chica de la Casa del Vino...

Miguel Ángel Maya
Sevilla, 23 julio, 2011

P.D.
*

4 comentarios:

Portinari dijo...

El tiempo pasa, y no se sabe si vuelve. Por la incertidumbre que nos quedamos.

Me encanta la imagen, Miguel Ángel, la que se suspende sobre el mar.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Gracias, Portinari: me encanta cuando vuelves...
;-)

Prudencio Hernández Jr dijo...

Una imagen de partida muy provocativa..
Un post lleno de la que pasó y pasará..la muerte..apasionante tema..que nos llega...rá.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Gracias, Prudencio, y bienvenido...