lunes, 20 de septiembre de 2010

TIEMPO QUIZÁS




melancolía.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.

2. f. Med. Monomanía en que dominan las afecciones morales tristes.

3. f. ant. Bilis negra o atrabilis.




...Me he ido de muchos sitios. Quiero decir, he llegado a muchos sitios, he empezado varias veces desde cero. Me apasiona llegar a un lugar donde nunca estuve antes: esa primera toma de contacto donde uno es una esponja que acaba de bajar de un tren...
...Pero también me he ido de muchos sitios...

...En estos días estoy especialmente melancólico porque se avecina ese momento de volver a meter en cajas esos objetos que ahora están en la buhardilla de la Calle Amor de Dios con Huertas en la que he pasado poco más de un año...



...Pero no es sólo eso: quiero decir, también dejo un poco Madrid, no definitivamente ni por mucho tiempo, pero sí psicológicamente, sí melancólicamente, sí lo dejo mudanzamente, como he dejado tantos sitios, como dejé Sevilla, como dejé Nápoles, como dejé los lugares donde fui feliz...
...Recuerdo cuando llegamos y empezamos desde cero, y recuerdo cómo fuimos descubriendo, poco a poco, la topografía de Madrid, nuestros lugares, los espacios que hicimos nuestros, cómo fuimos habitando las casas, las calles, los rincones...

...Ayer me levanté con la noticia de la muerte de Labordeta, y también por eso estoy melancólico. Cuando era chico, no sé por qué, lo adoraba, y una vez me dedicó un libro, y cuando me dio un beso me pinchó su barba, y, y, y...

...Después fuimos al Real de la Jara, el pueblo de mi padre, y cuando habíamos bebido mucho me llevó a la huerta donde vivía con sus abuelos y mi abuela...



...La casa ahora está completamente en ruinas: pero mi padre me fue enseñando los lugares que habían sido suyos, y su relato trabado por el alcohol era más poderoso que el presente: me enseñó la chimenea, la escalera que llevaba al doblado, su cuarto, la alberca donde estuvo apunto de ahogarse...
...El recuerdo de Madrid seguirá ahí, poderoso, con todo lo mío, mi piel y mis pupilas y mi biografía y mis músicas y mis pasos perdidos por el mundo, sí, pero lo verdaderamente terrible es el paso del tiempo: me recuerdo preparando este viaje de ida hace ahora cinco años, y parece que fue, literal y melancólicamente, ayer...

Miguel Ángel Maya
Sevilla, 20 septiembre, 2010

14 comentarios:

kika... dijo...

te vas de las letras, que es un poco mi barrio... ¿y ahora dónde te busco? ¿tendrás internet?

mejor no te busco. te encuentro.

;)

besos,
K

conde-duque dijo...

Madrid siempre espera.
Que sea pronto la vuelta...

Stalker dijo...

Parece que somos la historia de nuestras pérdidas, Miguel.

Aun así, bienvenida la ceniza, signicará que has ardido y que la llama prenderá, lúcida, solitaria, en otro seísmo, tallo o vida: ailleurs

saludos

Arruillo dijo...

Tiene algo de mágico eso de llegar a un sitio nuevo y enfrentarse a lo desconocido. Me encanta.
Mientras tanto por aquí seguimos, en esta Alameda, que tan bien conoces, leyéndote, agradeciendo tus aportaciones y deseándote que te vaya bien allá donde recales.
Un saludo

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, Kika, no sabía que me estabas buscando...
...Sí, tendré de todo, y nos encontraremos...
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Bueno, hermano, ya lo decía el Polaco Goyeneche: "Alguien dice que yo me fui de mi barrio. Cuándo, si siempre estoy llegando..."
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Totalmente de acuerdo, Stalker. Emocionante comentario. Se agradece tu aliento...
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ya nos encontraremos por el sur, Arruillo...
;-)

kika... dijo...

Me quedo más tranquila.

No te me pierdas.

;)

Miguel Ángel Maya dijo...

;-)

RaRo dijo...

yo también ando rodeada de cajas, yéndome sin irme, empezando sin haber terminado. Es emocionante. Tenemos la memoria. Nunca nos vamos. te leo pronto.

Anónimo dijo...

Ahora, cuando vuelva, ni siquiera llegaré a tí, calamidad.

B.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Exactamente, RaRo: "si siempre estoy llegando... etc..."
...Me lees pronto...
;-)

Miguel Ángel Maya dijo...

...Es lo que tiene, mi querido Bardot, especular con las lechugas...