sábado, 6 de marzo de 2010

Je me suis fait tout petit



J'étais chien méchant, ell' me fait manger
Dans sa menotte
J'avais des dents d'loup, je les ai changées
Pour des quenottes

Georges Brassens, "Je me suis fait tout petit"



...Brassens también tenía a su trompetista invisible...
...Anoche caminaba bajo la lluvia, y me acordé de Brassens y de París, y de cuando era un perro feroz, ahora, que como de su manita, y me mojo bajo la lluvia, aunque me suba el cuello de la chaqueta y apresure el paso...
...Yo también me hice pequeño por una muñeca: me rendí a su boca, que también tenía dientes de leche cuando sonreía al cantar, y dientes de lobo cuando se volvía mala...




...A veces camino por la ciudad, cuyas llamas han quedado sepultadas bajo toneladas de agua, y recuerdo un olor repentino que me lleva a un tiempo inesperado, a una topografía a la que ni siquiera había soñado que volvería...
...Recuerdo cuando me gustaba conocer las ciudades en llamas, antes de caer rendido a sus pies. Después me volví dócil y afilé mis colmillos, que paradójicamente, sin embargo, se volvieron suaves...




...A veces trato de recordar lo que había al final de su mirada. No recuerdo si había un espléndido desierto con una luz tan poderosa como la de un fotograma velado, o si había un intenso mar azul en el que nos bañábamos y nos lamíamos...
...Suelo recordar los olores, porque creo que se me quedan tatuados para siempre, y la piel, porque no olvido fácilmente las topografías en las que he vivido y donde he llorado, o reído o caído, pero tiendo a olvidar lo que vieron mis ojos, aunque sea al final de las pupilas en las que me hice pequeño...




...Veo los tejados de mi calle mojados por la lluvia, mientras suena Chico César y Carlos Varela. Me estremecen sus voces porque me recuerdan a todos los lugares donde estuve o donde quise estar: ya sabes, tu piel, tu boca, tus ojos cerrándose, tu olor, esas cosas simples a los que uno vuelve porque amó la vida, como en el bolero. Creo que estuve en muchos sitios, pero los mil y ún pájaros volando que tengo entre la cabeza y el estómago quisieran haber estado en muchos más lugares de los que estuve...
...Es curioso: el otro día encontré el precio de "Últimas 2 horas y 58 minutos" en rupias: 1,037 rupias; y supe que está disponible en muchos países que yo sólo he soñado: Deliverable Countries: This product ships to United Arab Emirates, Australia, Belgium, Bahrain, Switzerland, China, Germany, Spain, Finland, France, Hong Kong, Indonesia, India, Japan, Kenya, Kuwait, Sri Lanka, Malaysia, Netherlands, New Zealand, Russia, Saudi Arabia, Singapore, Thailand, South Africa. Lo vi en esta página...
...Es bonito imaginar el libro, con mis palabras, sus guiños y sus historias, como un pequeño animalillo que late, viajando en el interior de un barco mercante, un estremecedor animal mitológico, llegando a un puerto y viajando por calles de países lejanos hasta que llegue a una librería en cuyos estantes dormirá olvidado hasta que un viajero casual lo encuentre...




...Cuando me imagino algo así, me meto las manos en los bolsillos, me vuelvo mucho más pequeño, y subo el volumen de la música, emocionado...

Miguel Ángel Maya
6 marzo 2010

10 comentarios:

Manolo Kabezabolo dijo...

Hola Miguel, gracias a una amiga que insistía, hoy me he iniciado en You Tube. He saqueado miserablemente unas cuantas fotografías del viejo Shanghai y las he acompañado con la voz de Yao Lee. Aquella Shanghai de canallas y flores ya no existe. Por suerte para muchos y, sobre todo, para muchas. Pero me gusta recordar ese tiempo en el que el jazz era la música de todos los canallas del mundo. Incluídos los chinos. Como todo tiene un aire de cabaret oriental, me ha parecido casi obligatorio compartir el enlace contigo.Te lo dejo aquí de regalo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Disculpa, te he dejado la nota, pero no el enlace. Ecco:
http://www.youtube.com/watch?v=e3xXi0pljqY

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, querido Manuel, Youtube tiene auténticas joyas, que ya iremos compartiendo poco a poco. Precioso este homenaje al viejo Shanghai...
...El jazz sigue siendo la música de todos los canallas del mundo, al menos de los canallas sentimentales, que son los que más me gustan, sólo que desgraciadamente esos canallas sólo existen en blanco y negro y con música de jazz...
...Sí, de hecho "Cabaret" tiene un poco esa estética de humo lento...
...Ahí va un enlace youtubero mucho menos apacible pero muy descriptivo de los años en que tú y yo anduvimos entre canallas:
http://www.youtube.com/watch?v=2Hn2SbWiTy8
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Trata de seguir la letra, no tiene desperdicio...
...¿te acuerdas de las páginas de internet que nos mandábamos? jajaja...
...Creo que la última que te mandé era de un club de fans de Rocío Jurado, ¿o me equivoco?...
...Otro abrazo...

Stalker dijo...

Delicioso viaje por múltiples referencias que me son muy queridas. Es curioso; pasar por aquí es como recoger ramitas para tejernos luego un nido, a escondidas. Cada referencia, cada latido: una ramita.

saludos

Arruillo dijo...

Tiene que ser emocionante comprobar como esa criatura recorre el mundo y sobrepasa las posibilidades de su propio padre. Es como un hijo que ha sabido leer es que consiste la vida y no deja de acordarse de sus progenitores.
Felicidades por la página.
Un saludo

Miguel Ángel Maya dijo...

...Gracias, Stalke...
...Me gusta la imagen ésa de recoger ramitas y tejernos un nido a escondidas...
...Un abrazo...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Sí, Arruillo, es emocionante que el libro se convierta en una criatura viajera...
...La diferencia es que, en este caso, la criatura se ha olvidado completamente de su propio padre, y está bien que así sea...
...Un abrazo...

Manuel de Leyre y Pajín dijo...

¡Qué hijos más descastados son los libros! Por cierto, he calculado que 1037 rupias corresponden a 16'68 €, sin contar la comisión que te pueden cobrar en el banco o lo que te sise el cambista ambulante de turno. Esto serían unos 154 yuanes chinos. Me haría mucha ilusión comprar tu libro con yuanes o renminbís chinos y que a cambio de un papel con la jeta de Mao me dieran las páginas de Últimas 2 horas y 58 minutos. Nunca se sabe. Me encantaría. ¿Lo tendrán en alguna librería? Quizá debería buscarlo en los lugares más insospechados; el otro día en un mercadillo de Shanghai encontré el cromo de un tal Giovanella, jugador del Celta de Vigo, mezclado con postales chinas antiguas. Nada impide que tu libro aparezca donde menos me lo espere. Me encomiendo a la providencia. Ay, estos hijos, estos hijos...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Ay, Manuel, muchas gracias por el cálculo de las rupias, yo me quedé con la duda, y estuve buscando conversores de dinero, pero enseguida me perdí en la web y se me olvidó por qué llegué a la página a la que había llegado...
...Si compras el libro en yuanes tienes que inmortalizarlo, como en esa sección de El Jueves donde la gente se fotografía con la revista en los sitios más insospechados...
...Desde luego, si te has encontrado a Giovanella puedes encontrar cualquier cosa. Por cierto, no me digas que no te acuerdas de él, fue el que le rompió la pierna a Manuel Pablo, ese defensa calvo del Depor que luego no volvió a ser el que era: lo iba a fichar el Madrid y por culpa de Giovanella se quedó en el Depor y como suplente, en fin, el azar...)
...Yo fantaseo con que tú encuentres el libro en algún lugar recóndito e insospechado de Shanghay... Quiero fotos jajaja...