miércoles, 17 de agosto de 2016

# MONSIEUR WITNESS LXV #


BB


Las yemas de los cinco dedos desconcertados y temblorosos que siguen a un disparo accidental tienen poco que ver con las mismas yemas de los cinco dedos sobre los desastrosos trastes de una guitarra encendida o incendiada a orillas de una carretera secundaria con todos los gritos y luciérnagas pertinentes.