lunes, 16 de junio de 2014

BALÓN METÁFORA


1

...El fútbol es una batalla. Encontrados sus cinco pies, puede ser incluso una metáfora. Una extensión relativamente grande de espacio que se combina con una fracción relativamente grande de tiempo. En ese espacio y ese tiempo once piezas se disputan un objeto contra otras once piezas. Tienen que hacer que ese objeto, que rueda, traspase la línea contraria...
...En realidad no se me ocurren muchas maneras mejores de encontrarle sentido a un espacio-tiempo tan peculiar que una batalla tal...

2

...Me joden los profetas. Admiro a un tipo que apuesta, que imagina un futuro, y apuesta a que, según aquello que imaginó, dado el presente que hay, el futuro discurrirá por tales derroteros o tales otros. Me caen bien los tipos que apuestan al futuro. Pero me joden los profetas. Los que siempre aciertan, porque son ambiguos, porque son listos. Me joden los que ya lo sabían todo cuando ya ha sucedido. El fútbol es un territorio abonado para este tipo de profetas...

3

...Una vez estaba en un bar, tomando una cerveza y viendo un partido. Messi se fue de cinco defensas y marcó un gol de los suyos, de los que forman parte de su naturaleza. En el bar había unos tipos gordos que también tomaban cerveza y veían el partido. Los tipos gordos se pusieron a explicar el método infalible que ellos tenían para que Messi no hiciera ese gol. Pero Messi había hecho ese gol. Los gordos escupían sus recetas anti-Messi y bebían sus cervezas. Ellos sabían cómo evitar que Messi marcara goles. La humanidad se perdía aquel secreto: gordos bebedores de cerveza en un bar saben cómo evitar que Messi marque goles...

4

...Decía Hernán Casciari que Messi era un perro. A veces tengo la sensación de que Messi ha dejado de ser un perro. Pirlo es Clark Gable. Los comentaristas españoles de Cuatro ven la realidad de forma grotesca. Ven once jugadores italianos y ven catenaccio. Candado. Italia hace cinco o seis años que ha apostado por otra manera de contrarrestar el juego. Ellos no se dan cuenta. De parte de esa nueva apuesta tiene la culpa España y el Barça desde 2008 hasta ahora...

5

...España es un país compuesto de gente con un pensamiento muy pequeño. Basta que Simeone levante los brazos arengando a una masa desde la banda para que una manada de perros enjutos lo sigan y para que una manada de pequeñas mentes hagan suyo su discurso pequeño. No es tal ese discurso, pero es emotivo, es demagógico. Se podría poner música de piano a ciertas ruedas de prensa, las músicas que piden donativo para los afectados por desastres naturales. España es un país compuesto de cuarenta y seis millones de pensamientos pequeños y de cuarenta y seis millones de seleccionadores nacionales. Cuarenta y seis millones de personas saben hoy cómo haber evitado que Holanda le marcara cinco goles a España. Esos mismos cuarenta y seis millones de personas se sentían campeones del mundo un minuto antes del saque inicial de ese partido. Se entiende que también sabían cómo ser campeones del mundo...

6

...El mar me guiña un ojo. Necesito el mar. Soy un perro, como lo era Messi, según Casciari. Ya no somos perros, ni Messi ni yo. Marilyn era domadora de océanos...





7

...Esos mismos que hoy saben cómo se tenía que haber ganado a Holanda y saben las piezas que fallan se han estado mirando al ombligo. Nadie ha estado al tanto de las evoluciones de Italia (la más interesante, desde el punto de vista de la Batalla Fútbol), de Inglaterra, de Holanda. Nadie se ha dado cuenta de lo mucho que se han ido impregnando de cierto savoir faire y movimientos de lo que ha sido España. Pero aquí en España lo que se anhela es Simeone en la banda moviendo los brazos, arengando a la masa. El Atlético de Madrid habría ganado la Champions sin rematar una sola vez a puerta y pasándose todo el partido tirando balones fuera. Mientras, fuera, se han ido fijando en algunas cosas, y las han ido asumiendo. La Italia de Prandelli es maravillosa. Pirlo es amado en Italia. Xavi es denostado en España. Haría falta alguien con la polla más larga, los huevos más peludos, más español, más de palillo en boca, oigo en las calles y en los bares. Somos un país de mentes pequeñas e inmediatas. Somos un país de partido a partido. Somos un país del que inventen otros. Pero todos los países se han presentado al Mundial habiéndose impregnado un poquito de una cierta idea, esa que hace unos seis años que ha intentado poner en marcha España (y que no parece que haya ido del todo mal)...

8

...De mis años en Italia aprendí el amor de la competición. Este Brasil me recuerda mucho en su arrogancia al del 82. En Nápoles vi por primera vez íntegro el partido de octavos de final donde Italia eliminó a ese Brasil de ensueño por 3-2. En Youtube está el partido con narración brasileña. Los comentaristas tienen la misma arrogancia autosuficiente que los españoles de hoy día. Al terminar el partido, después de ser eliminados por una Italia que había empatado sus tres primeros partidos en el grupo, no entienden en qué ha podido fallar la realidad. Me gustaría que España se clasificara de forma agónica, de forma rocambolesca. Y me encantaría que España eliminara en octavos de final a una Brasil arrogante y autosuficiente, como ha sido España hasta un minuto antes del pitido inicial del España-Holanda...

9

...Continuará...

Miguel Ángel Maya
16 de junio de 2014
*     *     *