domingo, 31 de marzo de 2013

ORILLA



 Serenament quan ve l'onada, acaba,
i potser, en el deixar-se vèncer, comença.
La platja enamorada
no sap l'espera llarga
i obre els braços no fos cas, l'onada avui volgués queda's

Lluis Llach 


...Husmeo los huecos, las arrugas de las sábanas, el otro lado de la almohada, el pantalón del pijama, el aire, lo que queda, la reminiscencia de la danza. Estoy en la sabana. El sol se pone. Han danzado los antílopes y las hienas. Bogart te mece. El vino. Los párpados. La periferia de Roma. Los museos. La ropa interior. París. Chico Buarque tiene puestos los anteojos que dejé sobre un cuaderno con su rostro. Etcétera...
...Conduzco a tu lado. De noche. Llueve. Suena jazz. Te hablo de Pasolini. Te ordeno mis investigaciones sobre Pasolini. Mi verbo es torpe. El retrovisor es cálido. Cambias el cd. Eres una autoestopista. Eres un incendio. Eres un animal doméstico. Eres una novela y un temblor. Eres salvaje. Te vi. Yo simplemente te vi. Pasolini dejó los anteojos junto al volante antes de morir. ¿Te das cuenta de lo que eso significa?...
...Agnès Varda pregunta a catorce viudas por el otro lado de la cama, por la digestión de la soledad, por cómo reconquistar el espacio compartido. Te busco por las salas de la exposición descomponiéndote en olores. Te encuentro. Me encuentras. Me fotografías en una Habana con subtítulos en un documental de la propia Varda. Me reconoces. Las viudas me conmueven. Una de ellas me estremece. Habla del suicidio de su marido. Me pongo en su piel. En mi paladar siento el sabor del vino blanco y del sol. Su piel me viene sentimentalmente grande. Pasolini caminó por Estocolmo dos días antes de morir. Caminó por París el día antes de morir. Dejó cosas por hacer en ambas ciudades. Diseminó secretos. Perdió cosas. Lo perdió todo...

Miguel Ángel Maya
31 de marzo de 2013

P.D. La fotografía está tomada de aquí.

*