martes, 17 de julio de 2012

FRAME




...Mr Frame se quita el sombrero y bosteza. Nos sirve una copa. A los dos. Te veo apoyada en el capó y pienso que me gustaría hacerte una foto y que me gustaría verte en un fotograma. Fumas o como si fumaras. Estamos en pleno desierto. Estamos en un motel de carretera y me quieres. Estamos en un tiovivo. Estamos encerrados en un sueño y yo me como las llaves. Ñam. No nos queda nada. No tenemos nada que perder. Hablamos francés. Nos olemos. Nos autobiografiamos en un fuego cruzado de pupilas. Tus disparos duelen...



...Apenas te rozo pero todo sigue su curso. Apenas se va Mr Frame vuelvo a hacer de las mías, vuelvo a guiñarte los dos ojos, me quito el parche, saco las cartas, intento lamerte. No, no nos queda nada, dices vaciando la cantimplora. El alcohol también cura, digo riendo bajo el sol. Imagino qué pasaría si mi mano debajo de tu falda. No, no sigas por ahí, me dice el tipo del otro lado del espejo, un señor mucho más mayor y responsable que yo. Yo mismo me río de mis ideas. Te miro apoyada en el capó. No sé por qué me emocionan las pequeñas historias de nada que va acumulando el coche. Nunca te hablo de cuando huelo el ambiente que dejas. Nunca sabes qué ritual sigo cuando te vas. No te imaginas los esfuerzos desorbitados que hago para conseguir dejar de esperarte. Cierras el estuche del maquillaje. Vamos, dices, como si nada, como si esto tampoco fuera contigo...

Miguel Ángel Maya
Sevilla, 17 de julio de 2012

P.D. La foto está tomada de aquí.

*

2 comentarios:

sindrome coleccionista dijo...

Me encanta como imaginas a la vez que tecleas. Estoy segura que su olor es capaz de impregnar los ayeres por donde pasas y recuerdas como hace 5 minutos pasados.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Oh, gracias...
...(me gusta lo de "ayeres por donde pasas")...
:-)